Aumentar tamaño del textoReducir tamaño del textoCompartir este Contenido
Universidad
Intervenciones memorables para un momento fundacional (III)
24/10/2014
Carlos Raimundi
Sr. Raimundi.- Señora presidenta: a lo largo de este debate que ha comenzado con la cuestión de la ampliación de la educación inicial y que va a proseguir con la creación de varias universidades nacionales, ha quedado en claro que hay un hilo conductor, que es la inclusión en términos de educación pública, y creo que en ese marco se inscribe este proyecto que estamos tratando.

A mí me resulta muy difícil encontrar un hilo conductor del debate a partir del cual poder cotejar posiciones. Me he tomado el trabajo de anotar puntos salientes de algunas intervenciones que corroboran esto que estoy diciendo, y presentan una gran dificultad para encontrar un vector de racionalidad en los planteos opositores para poder confrontar y explicar cuáles son las razones que nosotros tenemos para apoyar -­como vamos a hacer- este proyecto. No voy a nombrar a los diputados porque si lo hago, reglamentariamente les estaría dando la posibilidad de solicitar el uso de la palabra por haberse sentido aludidos; pero si mañana tomamos la versión taquigráfica, la pasamos a texto y buscamos los términos que paso a reproducir, podremos saber quiénes fueron sus autores y por orden cronológico.

Un legislador comparó la universidad de las Madres con las universidades de las fuerzas armadas. Ese fue el primer despropósito. Otro, planteó el reconocimiento a la lucha llevada adelante por las Madres de Plaza de Mayo; en realidad, fueron varios los diputados que hicieron lo mismo.

Varios discursos giraron alrededor de la autonomía universitaria. Fíjense los señores diputados qué paradoja: en este recinto, en el marco del espacio universitario al que nos estamos refiriendo, hay estudiantes, docentes y directivos de la Universidad Popular Madres de Plaza de Mayo, como asimismo las propias madres que inspiraron este proyecto, que apoyan esta salida institucional. Pero, al mismo tiempo, resulta que desde un bloque que jamás se interesó por los derechos humanos en general ni por cómo funcionaba ese espacio educativo en particular, se pretende indicar a la comunidad educativa que forma parte de él cómo debe organizarse y de quién tiene que depender. Y lo peor de todo es que lo hacen en nombre de la autonomía. De una manera completamente elitista, alejada de esa comunidad educativa y de sus sentimientos, le dicen cómo debe proceder para ser una comunidad autónoma.

Aplausos en las galerías.

Sr. Raimundi.- Hay otra situación que muestra a las claras que existe una retórica completamente alejada de la realidad.

En muchas intervenciones predominó el reconocimiento a la lucha de las Madres por los derechos humanos y a su búsqueda de memoria, verdad y justicia. Esto es absolutamente así, pero si hay algo que caracteriza la lucha de las Madres es que no se agotó en la cuestión reivindicativa; por el contrario, utilizaron el marco histórico de la verdad, la memoria y la justicia para asumir un rol activo en la construcción de una sociedad que expresara los ideales de aquellos militantes que la dictadura hizo desaparecer. En ese rol activo se inscribe la tarea educativa. (Aplausos.)

Aquel que diga que reconoce la lucha de las Madres pero luego se opone a esta solución institucional para este espacio educativo que ellas han solicitado, no conoce un comino de qué estamos hablando ni reconoce esa lucha histórica de otra manera que no sea desde la retórica. (Aplausos en las bancas y en las galerías.)

Señora presidenta: se ha comparado el debate que podría haber sido serio -y que en algunas intervenciones lo fue- pero hay una señora diputada que comparó el debate de la Universidad de las Madres de Plaza de Mayo con la empresa Ciccone, que está dedicada a las impresiones estratégicas de este país y de otros lugares del mundo.

En un determinado momento dijo que, cuando una persona tiene un juicio económico con la asociación -les pido que lo busquen en la versión taquigráfica porque no la voy a nombrar para no darle el gusto de que pueda intervenir de nuevo-, “el que roba a un ladrón tiene cien años de perdón”.

Si hay una agrupación que jamás mezcló la cuestión de los derechos humanos con cualquier recompensa de tipo económico, esa organización históricamente fue, es y será la Asociación de las Madres de de Plaza de Mayo. (Aplausos en las bancas y en las galerías.)

Hubo un diputado, conocido por su pasado en el deporte, que dijo que él quería una educación de calidad pero que en este proyecto no se veía nada para el chico salteño; era todo para la gente de la capital. Señaló esto en una sesión donde nos hemos cansado de escuchar argumentos de cómo se han incorporado aquellas provincias con mayores problemas de inclusión en la ampliación de la educación inicial y cómo se van a seguir incluyendo a los estudiantes más humildes en la creación de las nuevas universidades públicas. Pese a esto, tenemos que escuchar un discurso en el que se dice que no hay nada para el chico salteño, como si lo convirtiera en un pordiosero y no en un sujeto incluido no por este proyecto sino por esta política educativa que se está discutiendo en la sesión de esta tarde. (Aplausos en las bancas y en las galerías.)

Hay dos señores diputados que se repartieron el tiempo de su bloque en un debate en el que, insisto, estamos discutiendo sobre el futuro de la universidad popular de las Madres de Plaza de Mayo. ¿Saben qué cosa leyó un diputado? La cantidad de muertos por gatillo fácil. Increíble, señora presidenta. (Aplausos en las bancas y en las galerías.) Increíble pero real.

De ese mismo bloque un diputado, cuando hablamos de la educación inicial ampliada con obligatoriedad desde los 4 años, dijo que lo que faltaba era estatizar todo el sistema educativo, pero cuando tratamos este proyecto se quejó de que la universidad de las Madres de Plaza de Mayo iba a estar bajo la órbita del Estado. Impresionante, señora presidenta. (Aplausos en las bancas y en las galerías.)

Confieso mi impotencia e incapacidad intelectual, pero como me resulta imposible encontrar un hilo conductor, me refugio en mis valores, en los de nuestro bloque y en nuestro universo político.

¿Se avanza en la legalización de un ámbito universitario? Se avanza. ¿Se rinde homenaje en términos de reconocimiento a la obra monumental de la Asociación de Madres de Plaza de Mayo? Se avanza en ese reconocimiento, señora presidenta.

Por esas razones, más otras que se han esgrimido en su favor, es que desde el bloque que represento vamos a acompañar fervientemente este proyecto. (Aplausos en las bancas y en las galerías.)

Honorable Cámara de Diputados de la Nación. Período 132º - Reunión 19° - 14° Sesión Ordinaria (Especial) - 22 de octubre de 2014