Aumentar tamaño del textoReducir tamaño del textoCompartir este Contenido
Asociación

“GRACIAS, HIJOS QUERIDOS, POR HABERNOS PARIDO A ESTA REVOLUCIÓN MARAVILLOSA Y CONSTANTE”.

01/05/2016

La Asociación Madres de Plaza de Mayo celebró, este sábado 30 de abril, 39 años de lucha ininterrumpida, con una serie de actividades culturales y políticas que tuvieron lugar en la plaza que las vio nacer. Además, le hicieron entrega del pañuelo blanco al cantautor Víctor Heredia.

La jornada comenzó con diversas propuestas para chicos de 2 a 10 años, a cargo del Espacio Cultural Nuestros Hijos (ECuNHi): un taller de circo, otro de títeres, títeres y cuentos para los más chiquitos llenaron la plaza de juegos e inocencia.

Luego, la murga “Herederos de la locura” de Bajo Flores puso ritmo, baile y alegría frente a las sonrisas de las Madres y del público presente. Más tarde, el “Coro Cumpa” del Instituto Universitario Nacional de Derechos Humanos “Madres de Plaza de Mayo” (IUNMa) interpretó diversos temas de su repertorio. 

El maestro Javier Zentner brindó, además, una detallada explicación del origen de cada uno de los temas, parte del cancionero popular latinomericano.

Posteriormente, llegaron los discursos políticos. En primer lugar, el periodista Luis Zarranz, coordinador de la carrera de Comunicación del IUNMa, lo hizo en representación de los integrantes de “La Hormiguita colorada”, el espacio que integran los distintos sectores ligados a la comunicación de la Asociación. “No puedo comenzar de otra manera que no sea diciendo ‘gracias Madres”. Gracias por el ejemplo de estos 39 años de lucha ininterrumpida, y por el tejido de cada día, del paso tras otro paso, por enseñarnos que nuestro lugar en el mundo son las calles y las plazas, que la palabra ‘imposible’ debe ser desterrada del diccionario’ y por enseñarnos que vivir y luchar son sinónimos”, expresó. “39 años atrás, en este mismo lugar, se estaba produciendo un parto que desafió todas las leyes: Madres paridas por sus hijos; estas baldosas son testigos del nacimiento del movimiento político más trascendental de la historia de los pueblos, el que convirtió a las madres en minúsculas en Madres en mayúsculas”, agregó.

El periodista sostuvo que el motor de ese alumbramiento fue “el amor” y mirando a la Casa Rosada sostuvo que “nadie, nada, nunca pudo ni podrá detener esta revolución del pañuelo blanco, esta socialización de la maternidad y de la lucha”. “Tenemos un gobierno neoliberal, fascista, que las Madres caracterizaron como ‘enemigo del pueblo’ antes de asumir. La lucha de las Madres es el espejo para todos, y sobre todo para los más jóvenes, que protagonizaron la década pasada y que tal vez nunca vivieron lo que es luchar en un contexto absolutamente adverso”, expresó. “El ejemplo de las Madres y de los 30.000 son el combustible para resistir, combatir y construir el triunfo definitivo del pueblo”, finalizó.

Por su parte, el diputado nacional y dirigente del Frente Transversal Nacional y Popular, Edgardo Depetri apuntó sus cañones en contra del presidente Mauricio Macri: “En la Casa Rosada ya no hay un partido, sino los que están gobernando es el poder económico, los que dieron el Golpe de 1976 y los que se asociaron con Menem”, expresó. “El ejemplo de las Madres de Plaza de Mayo, marchando en esos tiempos de ajuste y represión, marcaron un camino”, añadió.

Depetri sostuvo, además, que “en este gobierno de grupos económicos, gobierna también Magnetto y Clarín”. “Estos mismos personajes que hoy están gobernando la Argentina y que hoy se escudan en el mercado, tienen nombre y apellido. Los que hicieron el Golpe, se aliaron con el menemismo y gobiernan con el macrismo se llaman Paolo Rocca, de Techint; Etchevehere, de la Mesa de Enlace; Brito, del sector financiero; JP Morgan, y la Embajada y el gobierno de Estados Unidos, que quiere una América Latina arrodillada”, enfatizó luego.

“Por eso, estamos orgullosamente marchando de nuevo con nuestras queridas Madres, que son símbolo de la resistencia, de la recuperación de estos años maravillosos con Néstor y Cristina”, añadió el diputado.

En otro tramo afirmó: “Este día se convertirá en un jalón más de la resistencia al macrismo y la necesidad de seguir construyendo en el Frente para la Victoria, en el Frente Ciudadano, en el movimiento obrero, con los movimientos sociales, con la juventud, para ponerle límites a este gobierno y para que vuelva a gobernar el pueblo argentino”. “Las Madres están con nosotros y con nuestro pueblo”, concluyó.

Tras sus palabras, la presidenta de la Asociación, le entregó a Víctor Heredia un pañuelo blanco, en reconocimiento a su compromiso, coraje y a su invalorable aporte a la cultura popular. Ella misma brindó las razones de la distinción: “No lo elegimos porque es un buen cantante, porque buenos cantantes hay muchos, sino porque es un hombre excepcional, humilde, sencillo, nunca dijo que no en todas las veces que lo llamamos. Nunca preguntó cuánto sonido había, cuántos micrófonos; eso habla por él, de este hermoso poeta del pueblo. Es un hombre extraordinario”.

Heredia compartió con el público presente su emoción: “Agradezco muy, muy conmovido esta distinción y me pone en un lugar de privilegio muy especial, que es el de la militancia, el de las convicciones, y en la obligación de seguir este camino, que las Madres marcaron como columna vertebral de la democracia”. “Este pañuelo significa para mí una obligación. Tengo que hacer mucho para seguir mereciéndolo, y lo voy a hacer. No soy un artista mediático, sino uno popular. Yo nací de ustedes, del barro, de la villa, del esfuerzo de mis padres, por eso agradezco ser quien soy”, postuló.

Finalmente, Hebe de Bonafini, brindó el discurso del cierre: “Quiero hablarles a mis hijos, a esa cantidad enorme de hijos que tengo, a los que no están y a los que crecieron”, comenzó. Así continuó: “Queridos hijos: estamos viviendo momentos muy difíciles otra vez, las plazas y las calles son nuestras; tomémoslas, como el 24 de marzo o el 13 de abril. No tengamos miedo de tomar las plazas y las calles. No va a haber decreto que nos pare. No permitamos que hagan lo que quieran”.

“No se cansen de hacer política, chicos. La política es nuestra vida: hay que hacerla con pasión, y como decía Eva Perón, con fanatismo, porque estos tipos la quieren banalizar”, añadió.  “No vamos a volver, como se canta, porque no nos fuimos porque estamos ocupando las calles y las plazas”, completó.

Por último, dijo: “Rompimos con el molde de madres abnegadas; somos Madres revolucionarias que combatimos todos los días, primero contra las enfermedades porque nuestros cuerpos están muy viejos, y después hacemos el mayor esfuerzo para entregar cada hora y cada minuto de la poca vida que nos queda, para que todos los jóvenes, esos que nos nacieron después de nuestros hijos, se den cuenta que no hay lucha inútil”. “Gracias, hijos queridos, por habernos parido a esta revolución maravillosa y constante”.