Aumentar tamaño del textoReducir tamaño del textoCompartir este Contenido
Asociación
"No era ni Gustavo Niño, ni Escudero, era este asesino Astiz, hoy entre rejas, en cárcel común”.
03/11/2011
 Hebe de Bonafini. Discurso del 3 de noviembre de 2011.

Compañeros, tantas emociones en esta semana. Ver condenado al asesino Astiz, el que secuestró a nuestras compañeras. Ustedes saben que después del secuestro de ellas nadie quería volver a esta Plaza, tuvimos que empezar casa por casa, madre por madre. Un pequeñísimo grupo de nosotras a convencerlas de que esta Plaza no se podría abandonar porque este asesino que no sabíamos quién era había denunciado a las Madres. Porque no creíamos que era él, recién le tuvimos desconfianza cuando a los dos días lo vimos pasar por enfrente de una confitería en la que estábamos reunidas. Dijimos: '¿Cómo? No se lo llevaron a él'. Pero recién en marzo nos enteramos que este tipo había viajado a París, se infiltró en París en la Casa argentina con el nombre de Escudero. Y no era ni Gustavo Niño, ni Escudero, sino que era este asesino Astiz, hoy entre rejas, hoy en cárcel común y ojalá que la pase de lo peor."
"La Presidenta nos honra a donde va, honra a esta Patria, nos honra a nosotros lo que hace, cómo la reciben, cómo la felicitan. Y estas últimas medidas que están tomando son medidas claves, medidas de liberación, medidas revolucionarias que tenemos que aprender a amarlas, a quererlas, a defenderlas. Nuestra Presidenta es una genia. No se si nos damos cuenta, pero desde acá, desde este lugar tenemos que trabajar mucho porque viene pesada la mano del enemigo. El enemigo nos sigue denunciando, sigue mintiendo, sigue escribiendo lo que no se debe. Yo estoy pensando que antes de fin de año, tendría ganas de hacerle un juicio a Clarín aquí en la Plaza, un Juicio Ético y Político. Porque material sobra, material de las mentiras sobra: las tapas de Clarín están diciendo cómo ellos apoyaron a la dictadura y cómo apoyaron al campo, y cómo ahora están desesperados porque no saben cómo hacer porque perdieron, perdieron y lejos.
 
Y nosotros somos los que tenemos que poner lo mejor que tenemos para defender con todo nuestro cuerpo este proyecto nacional y popular que nos dejaron nuestros hijos, que lo siguió Néstor y ahora Cristina. Está en nuestras manos que estos atorrantes nunca más puedan poner un pie en la Casa de Gobierno, ni cerca. Y desde esta Plaza tenemos que trabajar mucho para eso. Y ojalá que podamos hacer este Juicio Ético y Político acá en la Plaza de Mayo antes de fin de año a Clarín. Así que, compañeros, empiecen a traernos material. Y hasta el jueves que viene.”